Asamblea Legislativa
República de Costa Rica

Procesos administrativos

Skip Navigation LinksContraloria_Otros_Organos

Aval de la Contraloría General de la República y órganos de control

​1.    ¿Cuentan con el aval de la Contraloría General de la República?


El 24 de enero de 2012, la Contraloría General de la República, mediante oficio 00537 (DCA-140-2012), otorgó el refrendo al contrato suscrito entre la Asamblea Legislativa y el Banco de Costa Rica, correspondiente al fideicomiso para la restauración, construcción y equipamiento de sus edificios.


Mediante este contrato de fideicomiso se gestionarán recursos externos para el desarrollo del proyecto, que implica la restauración de los edificios que actualmente ocupa la Asamblea Legislativa, declarados patrimonio histórico-arquitectónico, así como la demolición y construcción de la infraestructura necesaria para ubicar las oficinas parlamentarias y administrativas de ese Poder de la República.

 

 

2.    ¿Tiene la CGR suficientes controles para fiscalizar debidamente este tipo de contratos?


Desde el punto de vista del BCR y de la Asamblea Legislativa se han cumplido con todos los requisitos necesarios para suscribir este contrato. La CGR es solo uno de varios organismos de control con los que cuenta este proyecto, pero no el único.


 

3.    ¿Cómo garantizan el buen funcionamiento del fideicomiso? ¿Existe algún órgano de control?


El fideicomiso cuenta con varios organismos de control, uno de ellos es el Comité de Vigilancia, el cual se encarga de fiscalizar las actividades que realiza el Fideicomiso y la Unidad Administradora del Proyecto.  Está conformada por tres miembros propietarios. El Fiduciario y el fideicomitente designan uno y para seleccionar el tercero se presenta una terna.

 Adicionalmente, se cuenta con controles de:

Auditoría interna (fiduciario y fideicomitente)

Auditoría externa

Contraloría General de la República

 

 

4.    ¿Deberían todos los contratos que se realicen a través del fideicomiso ser refrendados por la Contraloría? ¿Por qué están bajo los principios de contratación administrativa?


La CGR ha reconocido la flexibilidad con que cuentan los contratos de fideicomiso para atenuar las formas de contratación administrativa establecidas en la materia, teniendo como límite los principios generales, sus propias regulaciones de adquisiciones y el reglamento específico de la contratación que haya sido desarrollado por los responsables del fideicomiso para proveerse de bienes y servicios. 


Los fiduciarios y, cuando proceda, sus unidades administradoras de proyectos, no pueden administrar libremente las reglas de los concursos que promueven, pues su ámbito de actuación se encuentra delimitado por los principios constitucionales de seguridad jurídica, transparencia, libre concurrencia, publicidad, igualdad, eficacia y eficiencia, así como cualquier otro que forme parte del ordenamiento jurídico costarricense. 


De manera que la actividad contractual que se deriva de un fideicomiso exige a sus ejecutores que sus actuaciones se amparen a tales principios y los aplique en la revisión de las ofertas, lo cual le imposibilita desconocer sus propias reglas cartelarias (seguridad jurídica, transparencia, eficiencia), así como tampoco exigir requisitos a unos oferentes y no a otros (igualdad y transparencia), ni administrar secretamente la calificación del concurso (publicidad, eficiencia y transparencia).​​

Este portal se actualiza diariamente